Fecha: 07-03-18

 *Romper con Peña Nieto o no, la grave disyuntiva de Meade.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

LUIS DONALDO COLOSIO

 

                 Hace 24 años al nativo de Magdalena de Kino, Sonora, Luis Donaldo Colosio Murrieta, le costó la vida deslindarse, del régimen en el poder; es decir, romper con el sistema que en ese entonces tenía en sus manos, Carlos Salinas de Gortari.

CARLOS SALINAS DE GORTARI

  

                 El quiebre entre ambos personajes se hizo más que evidente, el 6 de marzo de 1994, en la celebración del 65 aniversario de la fundación del partido que le había dado vida, otro distinguido sonorense, el general, Plutarco Elías Calles, en 1929.

               En aquellos aciagos tiempos para el tricolor se rumoraba la sustitución de Colosio Murrieta- un candidato que derramaba magnetismo, carisma- pero que no prendía entre el imaginario colectivo, por Manuel Camacho Solís, que nunca ocultó su rabia, su malestar por qué su amigo, su alter ego, Carlos Salinas, había destapado al que había sido secretario de Desarrollo Social.

                Se murmuraba en aquellos tiempos pretéritos, que el michoacano, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Diego Fernández de Cevallos, lo derrotarían en las elecciones de ese fatídico año .

                 En su arenga, ante miles de priistas, reunidos en las instalaciones del CEN del partido, Colosio, marcó su distancia, pero también su sentencia de muerte, decía:

                    “Yo veo un México con hambre y sed de justicia, un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De hombres y mujeres afligidos por abuso de las autoridades, o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales….” que todos vieron como un claro mensaje de ruptura con Carlos Salinas.

                     Apenas habían transcurrido 17 días de aquel discurso que permanece en la memoria de millones de mexicanos, priistas y no, para que el 23 de marzo, fuera inmolado en Lomas Taurinas, Tijuana, por Mario Aburto Martínez.

                     Hoy, a 24 años de ese discurso, el candidato ciudadano, el abanderado sin partido, José Antonio Meade Kuribreña, a quien se presume que ha sido secretario de Estado en cinco secretarías, de dos gobiernos emanados de diferente color, nomás no despega en las presencias electorales.

                     Se ubica en un nada honroso tercer lugar.

JOSE ANTONIO MEADE

 

                   Y el lobo con piel de cordero, Andrés Manuel López Obrador, que ha dicho “amor y paz” está enfilado a la victoria, en el primer lugar de todas las encuestas.

                    Y es que la marca PRI, ya el tejido social, no la traga, no la soporta, ha sido un lastre demasiado pesado, que al ciudadano común y corriente ya lo tiene hasta la madre.

                   Ante este escenario ominoso ¿qué alternativa le queda a Meade?

                  ¿Romper?

                  Deslindarse del huésped de Los Pinos y la putrefacta banda de colaboradores, mejor dicho, cómplices que se han enriquecido de una manera grotesca y burda que no se puede ocultar, en el tránsito de un sexenio, que se ha distinguido por la violencia, la corrupción, la impunidad y el enriquecimiento de la clase en el poder.

              En la ceremonia del 89 aniversario del PRI, Meade Kuribreña, tuvo dos caras en su discurso, por un lado alabó primero las reformas de Enrique Peña Nieto, y luego, rememoró las palabras de Colosio Murrieta, de “veo un México con hambre de sed y de justicia”.

             En ese contexto, agregó: “veo un México cansado de la corrupción” y resaltó el detalle de que “pintaba su raya” de los que le metieron la mano en el bolsillo del pueblo”.

             Sin embargo, muchos de los ahí presentes, lo calificaron como tibio, gris, sin el embate, sin la emoción para desmarcarse del sello que ha caracterizado al régimen de Peña Nieto,

            En poco más de tres semanas arrancarán las campañas constitucionales por la Presidencia de la República, y el tiempo se agota. Tres meses de periplo partidista se irán en un santiamén.

             Sino logran descarrilar al joven maravilla, Ricardo Anaya, quien les ha salido más que respondón, mucho menos lo harán con el tabasqueño, López Obrador, quien parece que esta vez hará más que efectiva aquella frase de que “la tercera es la vencida” .

         Los mexicanos pensantes, con sentido crítico, de independencia, es muy probable que se quedarán con las ganas de ver, de escuchar que el inmaculado candidato del PRI, se deslinde de lo que queda de peńanietismo.

         Para romper con el sistema se necesitan de agallas, gónadas, que no se le ven a Meade.

         En el pecado llevará su sentencia de la derrota, de la ignominia.

BREVES INDISCRETAS…..

TODAVÍA no arrancan las campañas formales en Chihuahua y en todo el país, y ya cegaron la vida del ex tesorero del municipio de Valle de Zaragoza. Guadalupe, “lupillo” Payán, a quien literalmente sacaron con lujo de fuerza de la alcaldía a plena luz del día, para luego privarlo de la vida. El comando armado, que perpetró dicho crimen con toda alevosía, entro como juan por su casa, sin que los efectivos de al policía municipal, pudieran hacerle frente. ¿Cuántos funcionarios, cuantos candidatos serán abatidos por las balas asesinas del crimen organizado que pulula por toda la vasta entidad?

POSDATA.

¿SERÁ cierto que el ex mandatario de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, se ha convertido en un testigo protegido de la administración de los Estados Unidos, y que por ese motivo, a 17 meses de que saliera huyendo del palacio de gobierno, todavía no ha sido capturado, no obstante que pesan en su contra 11 causas penales del fuero común, y 8 peticiones formales de extradición. Tiene lógica ese razonamiento, pues cuánto no les sabrá a EPN y muchos de sus funcionarios del primer círculo del poder.

CESAR DUARTE

¿Cuánto dinero proveniente del hampa organizada, no les pudo haber repartido en sus tiempos de mandamás del poder ejecutivo en Chihuahua?

  ¿Cuánto no les sabrá a EPN y compañía? Qué será mejor para el gobierno federal, que siga allá o que sea extraditado a México y diga todo, que cante , y que recite, Que el cielo bendiga el Cielo de Chihuahua!!  Tan tierno que lo decía…..i

   

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio