Fecha: 09-03-18

 *La Junta Municipal de Aguas; una cueva de Ali Baba.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

ROBERTO "EL PONY" LARA ROCHA

                                Era un secreto a voces, un clamor generalizado, lo que ahí ocurría, sin que nada, ni nadie hiciera algo para detener la asfixiante corrupción, los ríos de dinero que de ahí salían en maletas, en costales, se ignoró lo que ahí se rumoraba, esa era la consigna que se dictaba desde el palacio de gobierno, desde donde despachaba el innombrable, el nativo de Balleza, César Duarte, quien no tenía llene a su voracidad sin límites.

                           Fue una de las dependencias clave, que se convirtió en una de las “cajas chicas” de la pasada administración donde se articulaban muchos “enjuagues” para enriquecer los bolsillos de los funcionarios, sobra decir sus cuentas bancarias, y desde luego, el manejo discrecional en las campañas políticas, en el 2013 y 2016.

                         Esa era la cara descarnada de la corrupción, de los trastupijes, de los latrocinios que de forma descarada y burda se perpetraron desde el poder, sin que nada ni nadie le pusiera un coto al dictadorzuelo que despachaba en el palacio de gobierno.

                         La “cara amable” del gobierno estatal era otra, y esta operaba así:

                         La Junta Municipal de Aguas, durante toda la administración estatal pasada, por donde desfilaron personeros, mejor dicho, fieles testaferros, ligados a los putrefactos a apetitos del ex mandatario estatal, se les dio la orden tajante de que no se aumentarán las tarifas por el servicio del agua potable y el saneamiento durante los seis años de dicho régimen.

JUNTA MUNICIPAL DE AGUAS

                         Y se cumplió dicha instrucción al cien por ciento, con Duarte, no se chistaba.

                        Bien lo decía, El Hijo Ilustre de Balleza, “el poder era para poder, no para no poder” que luego, el imaginario pensante le agregaría, parafraseando a Duarte…”y para joder” .

                         En un contrasentido, la nómina de empleados que registraba la citada dependencia de 972 se incrementó a 1552, lo que representaba un 56% del 2010 al 2016.

                         El presupuesto anual en sueldos y salarios se aumentó de 236 millones que se pagaban en el 2010 a ¡505 millones de pesos en el 2016!

                          Un criminal aumento de un 113%..

                           Y sin aumento a las tarifas, porqué el ex gobernador quería demostrarle a sus conciudadanos que era un servidor público que se “preocupaba” por la flagelada economía de las familias pobres de la capital del estado, mientras que bajo cuerdas les daba órdenes tronantes  a sus empleados que le llevarán a la Casa de Gobierno, dinero, billetes, en físico, en costales de yute, bolsas, maletas, ordenes que por supuesto, se siguieron al pie de la letra,

                               No eran miles, sino millones de pesos, que salieron semana tras semana de las cajas de la Junta, como si fuera algo normal. De rutina.

                               Cuando en los hechos, en la cruda realidad, ahí se atracaba a manos llenas, sin piedad alguna en contra de la ubre gubernamental.

MAURILIO OCHOA MILLAN

 

                             En esta dependencia, uno de los requisitos, por supuesto no escritos era obedecer las órdenes del Jefe, sin hacer gestos, firmar todo, so pena de que fueran despedidos. Así pues, por ahí desfilaron, Salvador Ruvalcaba, Heberto Villalobos, el Dr, Alonso, Maurilio Ochoa, quienes hicieron “su agosto” poniéndose como luego se dice la “Del Puebla”.

                             En complicidad descarada con el extinto lugarteniente del ex gobernador, Carlos Hermosillo Arteaga y el gordo, Raúl Javalera, quienes fueron jefes en la Junta Central.

 

                           “El presupuesto para todos; todos para el presupuesto” .

                             Y de los dichos a los hechos.

                            En seis años del pasado sexenio se gastaron casi ¡Mil millones de pesos en pagos a los trabajadores!

                             Un panorama nada halagüeño para el abogado, Roberto Lara Rocha, quien apenas este 7 de febrero, o sea ayer, cumplió un mes al frente de una dependencia lacerada, lastimada por los turbios y pésimos manejos administrativos y el obvio desvío de recursos millonarios del erario de la JMAS, a la que le urge una reingeniería administrativa, oxígeno, aire puro, para revertir su depauperada situación económica -financiera.

                          Lara Rocha, un personaje de fuertes convicciones panistas, con una acreditada solvencia moral y política, el mismo que ha madurado con el devenir de los años,, quien no es un novato mucho menos un improvisado en estas lides, ostenta una maestría en Ciencias Políticas, en la London School of Economics, que estudió en la capital del Reino Unido, Londres, del 2000 al 2001.

                         En su palmarés laboral, presume que ya fue titular de la Dirección de Atención Ciudadana, en la administración de Juan Blanco, 2004-2007-;diputado local- 2007-2010, gerente general de Servicios a Usuarios de la CONAGUA, del 2010 al 2013 y director jurídico de la Junta Central de Aguas desde el 2016 hasta hace apenas una semana.

                        Lara Rocha, sabe que lo instalaron ahí para dar resultados, para cambiar el estado de cosas que ahí imperaba hace un año y meses, para darle rumbo y dirección, para llevar a feliz puerto la descentralizada que hoy ocupa, y por supuesto lo asume.

                      Le pregunto a Roberto, ¿cuál es el reto en el tiempo que transite por dicha dependencia?

CARLOS HERMOSILLO ARTEAGA

 

                       Sin rodeos, responde: “Mejorar la imagen, cambiarla con imaginación, creatividad, aunque no tengamos los recursos millonarios que tuvieron otros que me antecedieron en este espacio, generar agua en los principales sectores; agua 24x7; es decir tener el vital líquido las 24 horas, los siete días de la semana, en los más de 400 sectores en que está dividida la urbe capitalina.

                        “Se ve complicado, pero para eso me pusieron aquí’, enfatiza, en la entrevista efectuada en su oficina.

                        Por lo pronto para este año se ha trazado el desafío de lograrlo en el 10% de los sectores, no se puede más aspirar a más, sería mentir, subraya el funcionario, por la evidente falta de recursos económicos, que no permiten caminar con mayor velocidad los planes y las metas de dicha entidad gubernamental.

RAUL JAVALERA

                        “Y es que es muy complicado atender todos los días a una oficina que se tiene que erigir en una especie de policía que tiene que detectar a la gente que se conecta a la red de agua, sin pagarla, que se molesta porqué se le corta el servicio aunque no lo haya cubierto; eso por un lado, por el otro, la infraestructura de la Junta está sumamente descuidada, por demás lacerada que debemos cambiar poco a poco con la expectativa de mejorar el servicio.

                    “Renovarse o morir en el intento” lo resume, Lara Rocha, que no rehuye a los futuros escenarios andando el reloj del tiempo, por lo pronto hoy, no le queda más que agarrar el toro por los cuernos y enfrentar lo que venga, así sea en tiempos de mucha disonancia con aroma electoral a la que no es ajeno, pero que por ahora ve, observa desde la barrera…….

BREVES INDISCRETAS….

Un funcionario de la nueva administración estatal en la Junta Municipal, de quien omitimos su nombre por obvias razones, me platicó lo que se les pagaba a muchos colegas que desde luego eran privilegiados por qué contaban con la bendición del César, de los Césares en Chihuahua. Se observaba literalmente un carrusel de periodistas que con toda puntualidad cobraban mes tras mes, sin que les exigieran comprobantes. Muchos, pasaban por su beca,  que, desde luego estaba previamente autorizada por el hombre que despachaba en el palacio de gobierno. Y no les daban una bicoca. Los fierritos, los Payán, los Salvador, los Prado, los Cruz, eran jefes. Cobraban a precio de oro sus espacios donde exaltaban al Virrey, y por otro lado,  defenestraban a los enemigos del régimen. El responsable de esas igualas era, Hiram Ortega, que estaba ubicado en un área de comunicación y diseño, que aunque no reunía el perfil de comunicador, si era un “funcionario institucional” que para todo lo que le  instruían desde palacio, solo se limitaba a decir: “Las órdenes del Gober, no se discuten, se acatan y punto”….***********……

Aunque usted no lo crea,  pero no es broma, pero entre el putrefacto, Maurilio Ochoa y  el extinto diputado federal, Carlos Hermosillo, había un pique,  no para ver quien era un mejor funcionario dentro del gobierno, sino por ver quién se chingaba, más lana de las arcas del gobierno en su tarea por quedar no bien, sino súper bien, con el hombre que ahí los había puesto en gobierno,  para mamar y darse de topes y más que felices el trío de pillos….

   

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio