Fecha: 11-03-18

*Alejandro Domínguez y las preguntas que debería responder a los electores.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

ALEJANDRO DOMINGUEZ

                                                      

                                         ¿Será cierto que el virtual candidato del PRI a la alcaldía de Chihuahua, Alejandro Domínguez, fue parte importante de la turbia repartición de los 250 millones de pesos que, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, alias La Coneja, quien era secretario adjunto del CEN del tricolor, brazo derecho de Manlio Fabio Beltrones, distribuyó con la finalidad de apoyar las campañas de candidatos de ese instituto a las gubernaturas de varias entubados en el 2016, cuando dicho partido perdió 7 elecciones de las 12 en disputa.

                                          ¿A quien, y en cuanto vendió el edificio de la Pacheco, ¿A quién le informó de dichos movimientos y donde se publicó?

                                        Dominguez, es muy dado a criticar a los de enfrente, y no quitarse la palabra corrupción de la boca, pero, no se mira en el espejo; es decir, ve la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.

                                         Se le olvida, que el ejemplo se debe de dar desde la casa propia, por aquello de la transparencia y la rendición de cuentas de las entidades públicas, así sea en esta caso del manejo administrativo y financiero de lo que fueron alguna vez las instalaciones del otrora partidazo.

                                     ¿Qué hizo de la flotilla de las 22 unidades con que contaba para su desempeño el PRI estatal. A Dominguez, le tocó manejar esos activos que de la noche a la mañana desaparecieron y no se ha sabido que fin tuvieron, y donde fueron a parar los recursos que se recibieron con la venta de los citados vehículos.

                                       Habrá que recordar que el pillo de Lionel de la Rosa, El Conde de Tabalaopa, le entregó los controles del PRI a Dominguez, ya casi en la parte final del sexenio pasado. Y eso que Alejandro Domínguez, apenas duró un año como jerarca de ese instituto político. Y se hizo, como dicen los rancheros, “de mulas Pedro”.

                              A tal grado, le creció la opulencia, que hoy Alejandro, vive en una suntuosa residencia del exclusivo fraccionamiento de San Francisco Country Club, valuada en por lo menos 8 millones de pesos, que desde luego no tenía antes de ser “líder” de las huestes del tricolor, pero se le apareció en su vida, su mecenas, César Duarte, y le cambió la vida.

CESAR DUARTE

                             Se sacudió la polilla, dejo de vivir en sectores populosos, donde sobrevive la perrada, para vivir hoy donde residen muchos “empresarios exitosos”, aunque en los hechos, sean malandros del crimen organizado.

                              O ladrones rapaces que atracaron las arcas del erario público, en su calidad de “servidores públicos”en la pasada administración estatal que, hoy andan a salto de mata, y con amparo bajo el brazo, y otros en los Estados Unidos, como, el ex gobernador, César Duarte, el amo y jefe de Alejandro Domínguez.

                     De entrada, el hoy candidato a edil de Chihuahua, trae la marca equivocada, el estigma de ser duartista, pero además de que el PRI, es una marca que ya no vende, ya no jala entre los ciudadanos, quienes están por demás desencantados del desastroso gobierno de Enrique Peña Nieto.

EPN

                     Tendrá los tamaños Alejandro Domínguez, de aclarar lo que debe aclarar, o hará el clásico mutis, de no abrir la boca, y no dar explicaciones a sus correligionarios,a los que pretende convencer para que sufraguen por el en los comicios del uno de Julio.

                    El abanderado tricolor sabe que va a perder la elección, pero no los apoyos económicos que reciba para su periplo partidista, va a hacer su cochinito, para retirarse por un rato o en forma definitiva de las arenas de la política, con las alforjas bien llenas.

                   El también diputado federal, no debe de perder la vista, que César Duarte, podría ser encarcelado en el tránsito de las próximas campañas, y lo más lamentable, es que Domínguez, saliera a relucir en algunas trapacerías que hayan cometido juntos, que desde luego no se puede descartar.

                  Alejandro Domínguez, júrelo que está involucrado en alguna de las 36 carpetas que tiene abiertas el mandatario estatal, en contra del mismo número de ex colaboradores del ex gobernador, César Duarte, entre las cuales también figura con toda seguridad, Jesús Velazquez Rodríguez, el hoy candidato a diputado local por el distrito 22 con cabecera en Guachochi, a su paso por la Coordinadora de la Tarahumara la mandó a la quiebra por el tiempo que ahí estuvo.

POSDATA.

EL oportunismo político de Reyes Baeza, es grotesco, burdo. Pide hoy que es candidato al Senado de la Répública por la expulsión del ex gobernador, César Duarte de las filas del PRI.

JOSE REYES BAEZA

No son pocos los que se preguntan porqué no lo hizo cuando estuvo en el Fovissste y luego en el ISSSTE, después de que él ballezano lo acusó de malos manejos por el orden los 11 mil millones de pesos y que literalmente dijo se los había robado el nativo de Delicias. Dato dos es sabido que lo que tiene de grandote Reyes, lo tiene de timorato, de tibio.

 Reyes, señala con índice flamigero a Duarte por sus actos de corrupción. Y a poco Baeza Terrazas no hizo sus transas coludido con algunos de sus ex funcionarios del primer nivel, como el secretario de Administración, Ildefonso Sepúlveda o el el titular de la Cipol, Saúl Hernández Ruíz, quien se encargaba de recoger las cuotas de la maña. De los Chapos o los linieros. ¿Cuanto billete le habrá tocado de la Estafa Maestra a Reyes? Y quien habría sido el operador de esos movimientos que con toda seguridad le dieron los ahorros suficientes para financiar su campaña. Que por lo que se ve la va a perder. Ni modo que vaya a criticar a Javier Corral por la ola de violencia, porqué cuando él dejó el gobierno en el 2010,  lo dejo manchado de rojo. Ya le daremos muchos datos negros de El Tibio,

   

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio