NRIQUE

Fecha: 30-09-18

*Y se le fue, Alejandro Gutiérrez, La Coneja, a Javier Corral, a quien se le acabó el circo mediático;

 *César Duarte, EPN y Beltrones, felices.

 *Salvador Cienfuegos, se distancia de El Talegas y sus lugartenientes.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

ALEJANDRO GUTIERREZ

                                                       El viernes pasado no fue un buen día para el inquilino del palacio de gobierno, Javier Corral Jurado, El Talegas, como la gran mayoría de los días, desde que llegó a la Primera Magistratura de la entidad.

                            Era algo que se veía venir, que se oteaba, que estaba en los mentideros políticos de tirios y troyanos.

                            Era la plática obligada no sólo de abogados, jueces, magistrados, los hombres de leyes pues. Sino también de los políticos, más allá de su filia, también de los periodistas, críticos y lisonjeros.

                            Se sabía desde hace días, que en cualquier momento, recuperaría su libertad, el ex secretario general adjunto del CEN del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, acusado del presunto desvío de más 250 millones de pesos para las campañas en el 2016, no obstante todas las trabas de tipo legaloide que le había impuesto, la administración estatal encabezada por Corral Jurado, desde que fue recluido en el Cereso de San Guillermo, el empresario oriundo de Coahuila, el pasado 20 de diciembre del 2017, cuando fue detenido en la ciudad de Saltillo.

                           Y así fue. 

                           Muy temprano este viernes, antes de las tres de la madrugada, llegó la instrucción desde la capital del país, de que debía abandonar dicho reclusorio. En la salida, ya lo esperaban su esposa, y sus abogados, así como personal del Cereso que lo despidieron sano y salvo.

JAVIER CORRAL

                           9 meses de su vida- que debieron parecerle una eternidad-ahí se quedaron, que como luego diría en una entrevista con El Diario, fueron los más duros y difíciles de su vida.

                            Según relata su víacrucis, su pesadilla, en dicha entrevista.

                           “Los primeros meses sin poder salir, más que solo 20 minutos al día. En la noche, sin acceso a platicar con nadie…fue un proceso muy complicado, tiene uno que prepararse y tener mucha fortaleza mental para poderlo superar…me basé mucho en el ejercicio dentro de mi pequeña celda, y mucha lectura.

                            “Trataba de leer todo el tiempo y escribir algunas notas, que espero terminar con el tiempo respecto a mi experiencia”…

                              Eran parte de la tortura psicológica y mental a la que fue sometido por instrucciones del mandatario estatal, El Talegas, Javier Corral Jurado y obvio, sus fieles testaferros, el todavía secretario de gobierno, César Jáuregui Robles y el fiscal general, César Augusto Peniche Espejel, para ablandarlo, para demostrarle, por las buenas o por las malas quien tiene el poder en Chihuahua…

                            La noticia de la liberación del ex funcionario del CEN del PRI, ocupó a las pocas horas, los espacios de los noticieros de la radio, la televisión local y nacional. No se diga de los portales digitales.

                           Los wattsapp, en los celulares corrían de un lado a otro y se regresaban casi en la misma dirección comentando la noticia…

-“Ya salió La Coneja, ya se la peló Corral” rezaban la mayoría de los mensajes-

- “Por pendejo, y por ponerse a las patadas con Peña Nieto, quien una vez más le demostró que hasta el último día de su mandato, va a ejercer el poder, así le haya dicho Corralito, hasta de lo que se iba a morir”…

EPN

   Pero más allá de esto que desde luego ocurrió en el contexto estatal, es un hecho que la salida de Alejandro Gutiérrez, representa un duro golpe a la imagen, a la exigua autoridad moral y política que aún le queda al gobernador y su equipo de colaboradores.

    Simple y sencillamente se le acabó su show mediático, su circo, que levantaba cada vez que veía, cada vez que sentía que recuperaba su libertad el amigo del ex líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

      Para su desgracia, ya no podrá utilizar a La Coneja, como estandarte de su campaña para erigirse como paladín de la lucha contra la corrupción, porqué ya no supo, no pudo sostener las acusaciones sobre el presunto desvío de 250 millones de pesos, que realizó a favor de las campañas del PRI en las elecciones para gobernador de varios estados…

      El ex secretario general adjunto del PRI, ya está en una casa que rentó en esta ciudad capital, de la cual no podrá moverse, porqué trae un brazalete electrónico y además debe reportarse a diario vía celular, según reveló su abogado, Antonio Collado.

      Hay que resaltar que el Poder Judicial de la Federación, primero, desechó el proceso por peculado, en contra de Gutiérrez, al sustentar que no existían los elementos suficientes para sostener dicha acusación, y luego el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía Jurídica del estado totalmente por El Talegas.

       Javier Corral, arrogante, prepotente, trató en todos los foros, con los medios que están alineados con él, como El Heraldo de Chihuahua, Televisa Chihuahua, El Canal 28, el periódico, Reforma, y la periodista, Carmen Aristegui, de exhibir a Alejandro Gutiérrez, como su trofeo de guerra, como un blasón en su lucha contra la corrupción y obvio contra sus adversarios políticos, como su antecesor, César Duarte, no se diga, el huésped de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, y también contra el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, amigo muy cercano de Gutiérrez Gutiérrez.

CESAR DUARTE

       Era tal la rabia de Corral que una y otra vez se negó se rehusó a transferir a Alejandro a un penal federal, o a que enfrentará su proceso penal en plena libertad.

      ¡Ni madre, conmigo se la van a pelar! Habría dicho en varias ocasiones a su equipo de abogados, que lo asesoraban en este asunto, que ya lo perdió. Y de todas, todas.

      Lo que más le debe doler, es que se le cayó el circo, con el que no ha podido tapar, la violencia desatada en la mayor parte de la vasta entidad, que lejos de combatirla sus coequiperos, el fiscal Peniche, y su lugarteniente, Óscar Aparicio Avendaño, solapan y protegen al hampa organizada, según las narco-mantas que aparecieron repentinamente en la fronteriza, Ciudad Juárez y en la capital del estado. …

     No habían pasado varias horas de la noticia, para cuando Javier Corral ya estaba comunicándose con Carmen Aristegui, a la cual le diría:

    “Estamos ante el final cínico del cierre de un sexenio corrupto y corruptor, caracterizado por los máximos niveles de componenda, en el encubrimiento de corruptos…

     Perdida la batalla a todas luces, advertiría:

    “Aún , no está exonerado, todavía tenemos algunos recursos de amparo promovidos”..

Definitivamente fue un día terrible para El Talegas, que promueve carreras pedestres, cada vez que hay un hecho de violencia, pero sabrán los atletas que quieren competir, que Corral y su gente, están cobrando cuotas de inscripción que nadie sabe a dónde irán a parar los miles de pesos que se recaban con estas competencias…..

    ¿Serán para el cochinito de Javier Corral?

Ya tan pronto estará haciendo su guardadito…. ¿Pero como? Si Corral presume que es más decente que una dama de la caridad….

SALVADOR CIENFUEGOS

BREVES INDISCRETAS…

El general Secretario, Salvador Cienfuegos Zepeda, en su visita a esta ciudad, no dejó el menor atisbo de duda de cómo andan las relaciones con el jefe del Ejecutivo en el estado, Javier Corral, pues cuando fue cuestionado por la prensa, porque no ha dado un mayor apoyo a la Policía Estatal Única, su respuesta fue: “ya no alcanza la cobija para más” por lo que ya no habrá más soldados para apoyar los operativos de la Fiscalía General, dijo el titular de la Sedena, quien es muy probable ya no regrese como tal, por los dos meses que le quedan a este sexenio. Lo cierto es que a la inauguración de una de las sucursales de Banjercito en Juárez, no acudió ni el edil juarense, Armando Cabada, como tampoco el gobernador, Javier Corral. No hay que olvidar que cuando el ejército detuvo en Namiquipa al “80” el gobierno de Corral no tuvo el tacto de agradecer la captura de dicho sicario, a quien le había dado 72 horas para que se fuera de Chihuahua. Y pasaron casi dos años para que lo capturaran los militares luego de un trabajo fino de inteligencia…El gobierno de Corral, quiso presumir que había sido una operación conjunta… Lo que movió a la risa a muchos…

Más claro ni el agua de cómo andan las cosas entre los altos mandos militares y el gobierno de caricatura de El Talegas…..

POSDATA..

Júrelo, usted, que él ballezano, César Duarte, debió de haber festinado la liberación de La Coneja, Alejandro Gutiérrez, en cuanto supo de su salida del penal de San Guillermo del ex secretario general adjunto del CEN del PRI. Para nadie es un secreto que el ex gobernador de Chihuahua y el ex líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, mantenían mucha comunicación sobre este tema. Es un hecho, que lo habrá celebrado con una botella de vino Petrus, como las que solía beber en La Casona, en sus buenos tiempos de poder y bonanza, sin límites…….

MANLIO FABIO

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio